Luego del bochorno de la superfinal de la Libertadores y que demostró las graves falencias en el operativo de seguridad, el gobernador de Mendoza, el radical Alfredo Cornejo, ofreció que su provincia sea el lugar donde se juegue el partido entre Boca y River.

A través de su cuenta de Twitter, el gobernante le escribió un mensaje directo a las autoridades de la Conmebol , al presidente de Boca, Daniel Angelici; y al titular de River, Rodolfo D’Onofrio para que evalúen la opción de jugar el partido en tierras mendocinas.

De esta forma, el gobernador deja expuesta nuevamente la interna en Cambiemos, al querer presentarse como la solución tras el fallido operativo de seguridad realizado por la Ciudad, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta.

Embed

“Señores de @CONMEBOL @TanoAngelici y @RodolfoDonofrio les propongo que realicen el partido de la final de la Copa Libertadores de América en Mendoza”, lanzó Cornejo.

Y detalló que “la forma sería igual de como se iba a hacer en Buenos Aires, sólo con público de River” pero “garantizando la seguridad del encuentro”.

Embed