Indpendiente podría realizar un reclamo formal ante la Conmebol para que le den por ganado el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, que empató frente a Santos (0-0), debido a la mala inclusión del futbolista uruguayo Carlos Sánchez.

El 'Rojo' utilizaría a su favor una zona "gris" del reglamento y se estudia la presentación del reclamo ante la entidad que rige el fútbol sudamericano.

Es que Sánchez tiene una sanción en suspenso desde 2015, cuando fue expulsado en su último partido en River, por la semifinal de la Copa Sudamericana. Tras ese encuentro, el mediocampista emigró a Monterrey y no volvió a jugar en competencias organizadas por la Conmebol hasta el duelo entre los 'Diablos' y el Santos, su nuevo equipo. Es decir que no cumplió la pena que dicta el reglamento.

La definición no es tan lineal, ya que la Conmebol efectuó en 2016 una medida de gracia que redujo todas las sanciones a la mitad. Ahora, el 'Rojo' busca saber cuántas fechas le dieron en ese momento al uruguayo, mientras que desde el club brasileño afirman que fue de sólo una jornada y que el futbolista estaba habilitado.

Entre los argumentos defensivos, el Santos esgrime que luego de esa expulsión, Sánchez participó del Mundial de Clubes con el 'Millonario', pero de acuerdo con la reglamentación de FIFA las sanciones no son trasladables a esa competencia. En tanto que también sostienen que la pena prescribió, pero según el reglamento de la Conmebol deben pasar seis años para que se elimine.