Se sorteó el cuadro principal de octavos de final de la Copa Libertadores 2018 y surgieron varios cruces explosivos. Con seis equipos argentinos, un eventual cruce entre Boca y River solo podría darse en una final.

El único choque entre equipos nacionales es el que enfrentará a River y Racing. Los de Avellaneda dejaron afuera a los Millonarios en los dos cruces coperos del historial: la Supercopa 1988 y la Libertadores de 1997. El ganador de ese encuentro se enfrentará con Independiente o Santos, por lo que podría haber un clásico de Avellaneda en la siguiente instancia.

Por el mismo cuadro, Estudiantes revivirá un choque con historia ante el campeón defensor, Gremio. Completan esa mitad del cuadro Nacional de Medellín y Atlético Tucumán.

Embed

Boca, por su parte, se cruzará con el difícil Libertad de Paraguay. El ganador de ese encuentro disputará los cuartos de final con el ganador de Flamengo y Cruzeiro, ambos de Brasil. Colo Colo (Chile)-Corinthians y Cerro Porteño-Palmeiras completan el cuadro de la Copa, que volverá a disputarse luego del Mundial de Rusia 2018.

Los encuentros se disputarán en julio y las finales, en noviembre. El ganador disputará en diciembre el Mundial de Clubes, al cual ya está clasificado el Real Madrid de España, ganador de la Champions League.

Embed

Copa Sudamericana

Asimismo, cinco equipos argentinos disputarán la segunda fase de la Copa Sudamericana. El que la tiene más difícil es Colón de Santa Fe, que se cruzará con San Pablo de Brasil.

Lanús se cruzará con el Junior de Barranquilla, eliminado en fase de grupos de la Libertadores. Defensa y Justicia enfrentará a El Nacional de Quito, Banfield ante Boston River de Uruguay. Por el otro lado del cuadro, San Lorenzo se cruzará con Deportes Temuco de Chile.

Embed