Por la baja de poder adquisitivo, el consumo de carne cayó un 6,8% durante abril. El balance del primer cuatrimestre arrojó un desplome de casi un 11% en términos interanuales.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (CICCRA), el consumo aparente por habitante fue de 51 kilos por habitante y por año, lo que marcó una baja del 10,8% en relación al promedio de enero - abril de 2018. El nivel de producción influyó en el desplome.

LEER MÁS: Con aumentos, el Gobierno relanzó Precios Cuidados: todos los productos

La producción de carne vacuna descendió a 246 mil toneladas de res con hueso en abril, lo que implica una leve disminución que se explica por la reducción de la cantidad de cabezas faenadas.

En el primer cuatrimestre, los frigoríficos vacunos faenaron un total de 4,216 millones de cabezas de hacienda, lo que arrojó una disminución de 3,9% con relación a enero-abril de 2018. Puesto en términos absolutos, la faena se redujo en 170,4 mil cabezas entre ambos períodos.

Embed