El conflicto que atraviesa Femsa, la empresa embotelladora de Coca Cola, reflejó el mal momento que atraviesa el sector de bebidas gaseosas. La retracción de ventas de enero se mostró en sintonía a la dinámica del 2018.

La comercialización cayó en promedio un 21% en el primer mes del año, en la comparación con el mismo mes del año pasado. Justamente, la firma mexicana fundamenta el pedido para acceder al Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) en la caída de ventas por la crisis económica y la desaceleración del consumo.

LEER MÁS: Tras una semana de fuertes cambios, el dólar cerró arriba de los $ 40

Un informe de la Consultora Focus Market vía Scanntech (lector de código en 912 puntos de venta en todo el país) arrojó que las primeras marcas sufrieron una caída del 18% y las segundas marcas un retroceso del 8%. Como contrapartida, los precios aumentaron un 51% y 56%, respectivamente.

El relevamiento también destacó que la marca La Bichy es la que más aumentó sus precios en enero de 2019 en la comparación interanual con un 82% de incremento. Le siguen Crush con 68%, Manaos 65%, Córdoba 64% y Schweppes 64%, todas segundas marcas.

En esta nota