El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, consideró hoy necesario que en el país se logre "un pacto social" para discutir, entre otros temas, "tarifas y salarios".

Según el funcionario, "es de madurez institucional que el Gobierno que viene aproveche todo lo que se hizo en éste Gobierno. Hay bases muy buenas para que la economía tenga un crecimiento sostenido".

Por ese motivo, afirmó: "hay que salir de falsos dilemas y de polaridades extremas. Hay cosas para ir acomodando gradualmente, de manera tranquila".

Vanoli se expresó así al disertar en la jornada "Argentina: perspectivas económicas y políticas" que la Cámara Argentina de Comercio organizó junto con el Council of the Americas, en un hotel de Capital Federal.

En ese marco, el jefe de la autoridad monetaria comentó que, en tiempos de campaña electoral, "una antinomia que se nos quiere generar es Estado contra mercado. Eso es falso. Necesitamos un Estado presente que marque las reglas de juego".

Además, resaltó que "no hay ninguna incompatibilidad entre mejorar la distribución del ingreso y el crecimiento del país".

Vanoli hizo referencia, además, al "sumamente complejo" contexto internacional.

"Estamos en presencia de un contexto global sumamente complejo para todos los países. Es muy impresionante la caída de la producción, del comercio en todo el mundo", evaluó.

Y aclaró que el sector externo "es algo importantísimo para la economía argentina. El país en estos años ha tenido un proceso donde las exportaciones de origen industrial o bienes agrícolas elaborados, ha aumentado su participación".

En ese sentido, añadió: "sin políticas anticíclicas el nivel de la economía real hubiera sido mucho más complejo, frente a este contexto internacional. Se mantienen las políticas activas de recuperación del consumo, de la demanda agregada y de la producción".

"Tenemos una tasa de inflación claramente descendente. Y en este marco, el Banco Central está en una posición absolutamente sólida para poder cumplir con todas sus funciones", añadió.

En esa línea, afirmó que "no hay política más pro mercado que cuando los organismos reguladores vigilan que no hayan abusos, porque eso genera confianza en los inversores".

Para el funcionario, "hay que trabajar en generar un proceso de desarrollo del sistema financiero, de la bancarización, con un carácter inclusivo. Y eso forma parte de una nueva etapa de trabajo del Banco Central".

También destacó el crecimiento de las reservas "ha coexistido con una cancelación de deuda", la suba en depósitos minoristas y mayoristas y subrayó que "las inversiones en pesos rindieron más que en moneda extranjera".

A su criterio, "hay que levar al sistema financiero ampliado hacia la economía real".

El funcionario señaló, asimismo, que "otra fortaleza es el grado de desendeudamiento de la economía argentina. Esto quiebra los problemas históricos del país, que generaron los procesos de endeudamiento".

"La deuda externa ha caído de manera significativa. Hoy, la Argentina es un país acreedor en términos internacionales", enfatizó.