La sorpresiva jugada del peronismo para obtener las dos bancas disponibles en el Consejo de la Magistratura para quien represente mayoría en la Cámara de Diputados dejó serias consecuencias en el oficialismo.

Es que el diputado radical Mario Negri, segundo consejero en la lista oficial, terminó quedándose fuera de todo y no dudo en mostrar su enojo hacia el oficialismo, al punto tal que deslizó serias críticas al ministro del Interior Rogelio Frigerio y al bloque PRO en la Cámara Baja: "Negociaron el Presupuesto, le dieron todas las concesiones al PJ y no fueron capaces de asegurar las bancas", sostuvieron fuentes de la Unión Cívica Radical en diálogo con El Destape.

Así las cosas, mientras desde la UCR acusaban una "sospechosa inocencia" por lo sucedido la semana pasada, desde el partido amarillo no se quedaron quietos y salieron inmediatamente a minimizar los coletazos internos y aducen que lo sucedido fue "ciento por ciento" responsabilidad de Mario Negri.

Embed

"Mario estuvo pensando más en la interna con los radicales que en como se obtenía el cargo en sí. Tuvo bastantes tensiones dentro del bloque, tuvo una cena donde terminó todo muy mal con Mestre y el bloque de diputados de Córdoba porque él quiere abarcar todo y no se puede", se lamentó uno de los protagonistas de la disputa, con línea directa en Casa Rosada.

"Negri no se sentó a negociar nada y se distrajo, qué se le va a hacer. Es ingenuo pensar que siempre los demás van a negociar con los peronistas por él", agregó un importante legislador PRO ante la consulta de este medio.

En este mismo sentido se había manifestado el diputado nacional Pablo Tonelli, quien en al ser consultado en El Destape Radio por el tema salió a desestimar las acusaciones del radicalismo en forma directa: "No se me ocurre cómo podríamos haber evitado que la oposición obtuviera la mayor cantidad de bancas".

Por su parte, desde la Coalición Cívica (CC) salieron a repartir dardos para ambos lados. Fue la legisladora Marcela Campagnoli, que responde en forma directa a Elisa Carrió, quien recogió el guante y en conversación con la misma radio indicó: "En Cambiemos hay una desazón por la jugada que hizo el peronismo en el Consejo de la Magistratura. En el PRO y la UCR no la vieron venir pero nosotros desde la CC sí".

Pese a las acusaciones de Negri y parte del radicalismo hacia el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien se puso al frente de las negociaciones con sectores de la oposición por el Presupuesto, desde el ala "dialoguista" del PRO indicaron que "su responsabilidad fue aprobar el Presupuesto, no el reparto de bancas" y agregaron que "es mentira que la UCR esté detrás del reproche, es más una cuestión de él (Negri), que del partido en sí".

Otro que no dudó en mostrar su enojo en medio del clima de tensión que se vive dentro de Cambiemos fue el presidente Mauricio Macri. Según indicaron desde el seno de Cambiemos, el máximo mandatario se mostró "muy fastidioso" ante la inesperada jugada de la oposición que le arrebató a la alianza obtener la mayoría automática en el órgano de premiar y castigar a los magistrados por su desempeño.