Marina Simian es investigadora del Instituto de Nanotecnología del Conicet y anoche reflejó en el programa "Quién quiere ser millonario" la dramática situación que viven los científicos argentinos: ganó 500 mil pesos en el concurso, los cuales va a destinar exclusivamente al laboratorio donde trabaja, que investiga tratamientos contra el cáncer, para que pueda seguir funcionando.

"Estamos complicados con el tema presupuestario. Trabajamos en biología celular y molecular; las investigaciones son caras porque se necesitan muchos reactivos que son importados y tenemos un subsidio que es 2016, que lo ganamos por concurso. El tema es que ese dinero nos lo dan a cuentagotas, y no en los tiempos pactados, y además la devaluación es terrible porque todo lo que compramos es en dólares".

Embed

"Como directora soy responsable de que mis becarios puedan trabajar todos los días para lograr el doctorado. No podemos no tener los reactivos para que los chicos trabajen", contó Marina, que tiene cinco personas a cargo en el laboratorio.

Con los 500 mil pesos que ganó anoche, la científica del Conicet aseguró que salvará el año: "No sé cuánto nos van a quitar de impuestos, pero hace la diferencia. Para que nuestro laboratorio funcione bien necesitamos por lo menos 15 mil dólares al año, con eso pagamos los reactivos y las publicaciones científicas".

Embed

"Ayer gané diez meses de trabajo. Cuando hice el casting, me miraban con cara de 'esta mujer está loca', pero hay que ponerse en nuestro lugar, ¿qué le decís a un estudiante que quiere perfeccionarse y no puede?", concluyó.