La AFIP realizó una presentación ante la Justicia para que los bingos que maneja el operador judicial del Gobierno y amigo del presidente Mauricio Macri, Daniel Angelici, tributen al fisco ¿Se quebrará la relación entre ellos?

A través de una presentación judicial realizada en la previa de la feria judicial, el organismo público conducido por Alberto Abad apuntó contra el actual presidente de Boca, quien goza de una medida cautelar para no pagar el aumento del 35 al 41,5 por ciento del impuesto a las Ganancias de las casas de juegos de azar.

Para apelar la medida interpuesta por la Cámara en lo Contencioso Administrativo, la AFIP sostiene que el pedido se basó en cálculos contables "sin validez".

“Resulta de público conocimiento que la actividad concerniente a los juegos de azar es un negocio que maneja gran cantidad de dinero”, apuntó el abogado de AFIP Carlos Ure.

Y resaltó que Lavié Pico (juez que sancionó la cautelar) basó sus conclusiones en "una hipotética situación financiera de las representadas, sin demostrar realmente la situación particular de cada una".

Al tiempo que planteó: "la actora adjunta como prueba documental a fin de acreditar su pretensión certificaciones contables emitidas de manera unilateral sin intervención de mi parte".

"La única manera de determinar la existencia o no de 'confiscatoriedad' es a través de una profunda pericia contable por parte de un tercero imparcial, y a cada una de las firmas involucradas", concluyó.