Bolivia anunció que hará cumplir a Argentina el contrato de compra-venta de gas natural, que se extiende hasta 2026, luego que el Gobierno anunciara que en dos años prescindirá del gas del país limítrofe. Argentina es el segundo mercado para el gas boliviano, después del de Brasil, cuyo contrato expira el próximo año.

"El contrato está vigente (y) lo haremos cumplir", señaló el ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez. El secretario de Energía, Javier Iguacel, había anunciado que "en dos años no se va a necesitar más el gas de Bolivia".

Bolivia debe entregar a Argentina un volumen de 5,2 trillones de pies cúbicos hasta 2026. Hasta ahora se han despachado 1,7, según Sánchez. Asimismo, diariamente se suministra entre 18 y 20 millones de metros cúbicos del energético.

En una entrevista al diario Río Negro, Iguacel aseveró: “Estamos discutiendo esto porque en dos años ya no vamos a necesitar el gas de Bolivia, ni nada, pero entendiendo que hay un contrato a largo plazo estamos tratando de ajustarlo a algo que sea bueno para los dos países”.

LEER MÁS: La industria, en caída libre: se derrumbó el uso de la capacidad instalada

En esta nota