Un oficio con origen en Belice terminó de desmentir una operación del diario Clarín y la revista Brasileña Veja contra los diputados Máximo Kirchenr y Nilda Garré, a quienes acusaron de tener millones de dólares en el exterior a través de una empresa offshore.

En marzo de este año, desde Estados Unidos se había comprobado que los diputados no tenían cuentas en el Felton Bank de Delaware, donde el aliado mediático del macrismo aseguraba que había 41 millones de dólares. El periódico insistió en que el dinero era controlado por la sociedad Business and Services IBC de Belice, pero un nuevo documento terminó con la operación de desprestigio.

El juez a cargo de la causa, Marcelo Martínez de Giorgi recibió un oficio desde Belice en donde se confirma que Business and Services IBC no está radicada en ese país, según reveló Raúl Kolman en Página 12.

En el documento que terminó con la operación mediática, el titular del registro de sociedades de Belice, Santiago González, afirma: “Conduje una búsqueda en nuestros archivos y he encontrado que la compañía Business and Services IBC no está incorporada en las normas de IBC (Belice)”.