El exdirector del FMI Rodrigo Rato fue condenado a cuatro años y medio de prisión por una causa de corrupción. El español había sido titular del Fondo en 2004 y fue echado por el expresidente Néstor Kirchner por querer imponer condiciones económicas desfavorables para el país.

El Tribunal Supremo español confirmó la pena de cuatro años y medio de prisión para el ex director gerente del FMI y ex vicepresidente de España y 63 ex directivos de la entidad financiera Caja Madrid, por el delito de apropiación indebida de fondos por el uso fraudulento de las conocidas como tarjetas "black".

La sentencia del alto tribunal ratificó el fallo de la Audiencia Nacional del 23 de febrero de 2017, que dio por probado el gasto de más de 12,5 millones de euros entre los años 2003 y 2012, así como el uso personal de las tarjetas de crédito a pesar de que Rato y los demás directivos estaban al tanto de que se trataba de una práctica ilegal y de que causaban un perjuicio al patrimonio de la extinta entidad.

En agosto de 2004, el entonces director del Fondo había llegado a Argentina para obligar al Gobierno de Néstor Kirchner a firmar un nuevo acuerdo. La intención del directivo era prorrogar el stand by que vencía en septiembre por otro año más, pero con la imposición de condiciones más rígidas que no fueron aceptadas por el Ejecutivo. El expresidente ya maduraba la idea de pagar en efectivo la deuda de U$S 9.500 millones.

Finalmente, el 17 de septiembre de 2004 Kirchner decidió no firmar un nuevo acuerdo y a partir de ese momento Argentina rompió su relación con el organismo internacional.

LEER MÁS: En medio de la crisis, Dujovne pidió la reelección para Macri

En esta nota