La Corte Suprema está que cruje, y uno de los temas que más quiebres provoca entre los ministros es el 2x1 para los represores de la última dictadura. En el último acuerdo, los integrantes del máximo tribunal acordaron sacar un nuevo fallo contra la libertad anticipada de los genocidas antes de fin de año, una promesa que le sacaron a regañadientes al nuevo presidente Carlos Rosenkrantz. En el Palacio de Talcahuano, hasta el viernes, estaban mirando un planteo de un represor de Chaco que podría ser el elegido para revertir la doctrina que inauguraron en mayo del año pasado cuando le otorgaron el beneficio a Luis Muiña.

El martes pasado hubo un ultimátum: hay que sacar un nuevo fallo del 2x1, algo que la Corte había prometido el año pasado y que reclaman los organismos de derechos humanos. En los tribunales cuentan que el vocero de esta demanda fue Horacio Rosatti, uno de los jueces que había votado a favor de aplicarle el 2x1 a Muiña, pero que quiere revertir su voto a la luz de la legislación que salió días después de ese fallo impidiendo que la ley 24.390 pueda aplicarse a delitos de lesa humanidad. El expresidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y Juan Carlos Maqueda se sumaron al reclamo.

Rosenkrantz se comprometió a sacar un fallo en el último acuerdo de diciembre, pero ahí volvieron a escucharse las quejas de los otros ministros: dicen que eso ya se intentó el año pasado pero que no funcionó por la ausencia de Elena Highton de Nolasco. El presidente se comprometió a tratar el tema en uno de los próximos acuerdos, pero pidió cambiar el expediente que ya estaban mirando los supremos.

Un caso para voltear el 2x1

Hasta el viernes un caso había picado en punta para ser el elegido para ser analizado por los ministros: el de José Tadeo Luis Bettoli, un teniente coronel condenado en 2010 y 2018 por delitos de lesa humanidad en Resistencia, Chaco.

Su expediente justo empezó a circular el miércoles, un día después del último acuerdo. Había estado en la vocalía de Rosenkrantz y en la secretaría penal de la Corte. Ahora está en manos de Lorenzetti, que es uno de los interesados en emitir un nuevo fallo.

El abogado de Bettoli, el defensor oficial Juan Manuel Costilla, le había pedido al Tribunal Oral Federal (TOF) de Resistencia que le aplicara la ley del 2x1 a su defendido después del fallo Muiña. Para ese entonces, Bettoli llevaba nueve años detenido y desde 2010 purgaba una condena a 25 años, que recién fue confirmada por la Corte en marzo del año pasado. El TOF de Resistencia lo rechazó y la causa llegó al máximo tribunal. Este año, Bettoli recibió una nueva condena: esta vez por doce años. Tiene una tercera causa que está elevada a juicio y una que está en instrucción.

La última semana fue movida para Bettoli. La Sala III de la Cámara de Casación rechazó el miércoles, también, un planteo de los fiscales contra la domiciliaria del represor de 72 años, que ya había sido autorizada por el TOF de Resistencia en una de las causas. En la misma línea se pronunció el viernes la Cámara de Apelaciones chaqueña, por lo que la salida de Bettoli para su casa ya se estaba preparando.

Hasta ahora, Bettoli había estado alojado en la unidad 34 de Campo de Mayo – la cárcel preferida por los represores. El Destape pudo saber que los magistrados ya le pidieron al Ministerio de Justicia que se le instale una tobillera electrónica para monitorear al represor y que la solicitud estaba en estudio.

En el expediente por su domiciliaria hubo un planteo sugestivo. Se presentaron tres abogados de Justicia y Concordia, la organización de defensa de los genocidas que el mes pasado viajó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar los juicios de lesa, como amigos del tribunal para presionar para que Bettoli salga de la cárcel. El TOF de Resistencia les cerró la puerta.

LEE MÁS

Embed

Sale o sale

En el Palacio de Talcahuano dan por descontados los tres votos de Lorenzetti, Maqueda y Rosatti para dar vuelta la doctrina que sentó la Corte con el 2x1. También se da por descontado que Rosenkrantz, que impulsó el fallo Muiña, no va a cambiar su postura. Qué va a hacer Highton es un misterio. El año pasado, la jueza se había preocupado por hacer trascender que estaba arrepentida de haber beneficiado al represor del Hospital Posadas, pero con el tiempo se fue consolidando su alineamiento con el nuevo presidente del máximo tribunal. Sin embargo, en el anteúltimo acuerdo, Highton dejó solo a Rosenkrantz en un fallo contra la domiciliaria del genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz y votó junto a los otros tres ministros.

LEE MÁS

Embed

El martes estiman que podrían confirmar si efectivamente van a tratar este caso, o si tomarán otro. “Si no es éste, es otro. No importa. Hay que sacar el nuevo fallo del 2x1”, dijeron en una de las vocalías.

En caso de que desecharan el de Bettoli, la Corte tiene más de una docena de casos similares, agregaron. Desde julio del año pasado, los supremos tienen el dictamen de la entonces procuradora Alejandra Gils Carbó contra la aplicación del 2x1 para criminales de lesa humanidad. Ella había opinado en un planteo del dictador Reynaldo Benito Bignone, que quedó abstracto porque falleció este año. Pero el Ministerio Público Fiscal ya le remitió la misma opinión para otros casos entre los que se encuentra el pedido del suegro del jefe del Ejército, Claudio Pasqualini. Athos Gustavo Renes fue condenado por la masacre de Margarita Belén – también en Chaco.