En medio de movilizaciones, paros y medidas de fuerza, el Gobierno envió un Presupuesto de ajuste al Congreso para cumplir con las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional. Ese proyecto incluye, para todo 2019, el pago de más de 1.100.000 pesos por minuto en concepto de pago de intereses de la deuda pública.

Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), el pago de intereses de deuda gana lugar en el Presupuesto argentino, en detrimento de otras áreas importantes. "Medido como porcentaje del gasto total, pasará de 7,7 en 2015 puntos a 14,9 en 2019, casi duplicándose".

Así, la erogación de estos intereses superará en más de 24 veces a los fondos destinados a las obras de agua potable y alcantarillados, en 20 veces a las de vivienda y urbanismo, en casi 13 veces a las de ciencia y técnica y en cuatro veces a las de salud, resumió Política Argentina.

Además, todos los intereses de deuda que se pagarán el año que viene representarán el equivalente a 353 millones de AUH, 69 millones de jubilaciones mínimas, casi 56 millones de salarios mínimos y la construcción de casi 20 mil jardines de infantes.

Pero el informe advirtió que "no todo caerá el año próximo" sino que "las importaciones pasarán a tener el mayor peso de los últimos quince años, representando más de 20 puntos del PBI", un golpe fuerte para la industria nacional que no podrá competir con valores internacionales y afrontar el costo de los insumos dolarizados.

Sin embargo, el ajuste "del 2,6% del PBI" se conseguirá con "reducciones dramáticas en gastos corrientes en energía (-$3.291 millones) y en transporte (-$18.257 millones), entre otros".