Con un subsidio y la insólita medida contra los trabajadores, el Gobierno repartirá más de 10 mil millones de pesos entre sus empresarios amigos del sector energético.

Las petroleras YPF; Total; Pan American Energy (PAE), que controla Techint Tecpetrol de Paolo Rocca; y CGC, de Eduardo Eurnekian. que encabezan la producción de gas en el país se ven doblemente beneficiadas por las medidas del Gobierno, según detalló Tiempo Argentino.

Es que estas empresas ya cobran el precio sostén en Vaca Muerta, garantizado por el macrismo, que es un 50% mayor al que reciben por la extracción de gas en otros yacimientos del país.

De acuerdo con los cálculos presentados por el Gobierno para el Presupuesto 2019, este subsidio significa una erogación de alrededor de 10 mil millones de pesos este año y, como consecuencia de la devaluación, prevé unos 27 mil millones de pesos para el próximo.

A ese beneficio del macrismo se le suma la insólita medida por la cual los usuarios de gas deberán abonar una compensación por la devaluación del peso en 24 cuotas, lo que sumará unos 10 mil millones más, según cálculos privados.

Esta segunda medida abarca también al resto de las empresas gasíferas, como por ejemplo Pampa Energía, de Marcelo Mindlin.

En esta nota