El presidente Mauricio Macri estuvo fuertemente custodiado en su visita a la localidad bonaerense de Trenque Lauquen. Con vallas para rodear el municipio, custodios en los techos de las viviendas y con un nutrido número de policías, cuidaron al jefe de Estado por temor a escraches.

El Presidente visitó una radio que tiene como locutores a personas cercanas a los concejales de Cambiemos y fue al Municipio que estaba blindado.

trenque lauquen.jpg

Fuera de la municipalidad, decenas de manifestantes se agruparon para cuestionar al jefe de Estado por el aumento del hambre, la pobreza y la pérdida de derechos humanos.

trenque lauquen dos.jpg

En las imágenes se observa a custodios sobre los techos de las viviendas. Las vallas no permitieron que los manifestantes lleguen al jefe de Estado.

En esta nota