En medio de una importante movilización en contra del proyecto, la cámara de Diputados de Mendoza aprobó el nuevo código de faltas local pero aceptó modificaciones al texto por lo que deberá regresar al Senado, por ser la cámara de origen.

Con 24 votos a favor, 22 en contra y dos ausencias, el oficialismo logró negociar una serie de modificaciones al texto original, con media sanción del Senado, para sortear el rechazo de los bloques de la oposición.

Entre las modificaciones, el oficialismo aceptó eliminar el artículo 126 que estipulaba que "la persona que transmitiere enfermedad venérea o contagiosa, será sancionada con multa desde un mil quinientas (1.500) U.F. hasta tres mil (3.000) U.F. o arresto desde quince (15) días hasta treinta (30) días".

Desde Fundación Húesped habían denunciado que "con esta modificación se "busca criminalizar a las personas que viven con enfermedades infecciosas con especial foco en las de transmisión sexual, como el VIH".

Además, el oficialismo optó por eliminar el artículo 118 que estipulaba la multa, trabajo comunitario o arresto a quienes desaparecieran voluntariamente de su domicilio o entorno habitual y le generaran un gasto al Estado, según informó el portal local MDZ.

El proyecto generó un fuerte rechazo social y político, con una importante movilización en la puerta del palacio legislativo. La senadora nacional por esa provincia, Anabel Fernández Sagasti, denunció que "sin consenso, con la Legislatura provincial vallada y las fuerzas de seguridad reprimiendo, Alfredo Cornejo avanza con un Código de Faltas que criminaliza la pobreza y busca eliminar la protesta social generada por la crisis económica que provocaron junto a Mauricio Macri".

Embed

El polémico proyecto también buscará sancionar a quienes causen "molestias o perturbaciones a alguien, en lugar público o abierto al público, o por medio algún sistema de transmisión sonora y/o de imagen, telefonía o redes sociales u otros dispositivos tecnológicos", según el artículo 55, inciso H.

Además, según el texto, recibirá una multa o posible arresto de hasta diez días quien "se negare a informarle sobre su identidad personal, estado, profesión, lugar de nacimiento o domicilio o cualquiera otra calidad personal o suministrare datos falsos" a la policía.

En esta nota