Pese a que todo parece encaminado hacia la Superfinal de Libertadores, el reclamo de Gremio ante la Conmebol por el incumplimiento de Gallardo puede cambiar el destino de una serie histórica. Así se define el futuro de River.

El Boca-River más importante ya se palpita en cada rincón de la argentina, no obstante, la tensión, la ansiedad y la emoción pueden quedar truncas si la Conmebol hace lugar a la queja formal de Gremio.

LEÉ MÁS: Gremio presentó las pruebas en la Conmebol y piden pasar a la final

La definición estará en manos de los cinco integrantes del Tribunal de Disciplina, aunque sólo alcanza con la resolución de tres de ellos. Los encargados de decidir serán: El presidente del ente, el paraguayo Eduardo Gross Brown; su vicepresidenta, la venezolana Amarilis Belisario; y el chileno Cristóbal Valdés.

El argentino Diego Pirota y el brasileño Antonio Carlos Meccia, que completan el Tribunal, no participaran de la votación ya que son de la misma nacionalidad que las partes en pugna.

De acuerdo con lo afirmado por el director jurídico de Gremio, Nestor Hein, la decisión se conocerá el próximo sábado cerca de las 13.30. "Queremos que se cumplan las reglas, no queremos que ganen los tramposos", aseguró.

El próximo viernes, Gallardo viajará a la sede de la Conmebol en Luque, Paraguay, junto con el equipo jurídico de River para presentar su descargo ante la Unidad Disciplinaria. Allí deberá explicar por qué violó la sanción que no le permitía ingresar al vestuario durante el cotejo disputado en Brasil el pasado Martes.