Tras la adhesión que formalizó la CGT a la movilización de este jueves convocada por organismos de derechos humanos frente a la sede del Ministerio de Defensa, la Juventud Sindical (JS) también confirmó que se sumará a la marcha contra la reforma militar que impulsa el Gobierno. La concentración, de la que también participarán movimientos sociales y agrupaciones políticas, está pautada a las 17:00 en Paseo Colón y Alsina.

"Creemos que esta decisión atenta contra uno de los pilares fundamentales de la recuperación de nuestra democracia y no podemos dejar pasar por alto que sus consecuencias fueron desastrosas en un pasado que duele en el presente", expresó el líder de la JS y secretario general de Aeronavengantes, Juan Pablo Brey.

En un comunicado, el sindicalista sostuvo que "la represión ejercida por las Fuerzas Armadasen complicidad con el Estado siempre tuvo como foco a los movimientos de los trabajadores que buscaban hacer oír su voz".

La manifestación es convocada por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, A.P.D.H. (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Liga Argentina por los Derechos del Hombre, entre otros organismos de Derechos Humamos.

La participación de la JS se da en adhesión orgánica con la Confederación General del Trabajo (CGT) que mostró su apoyo a la convocatoria en un documento firmado por su Consejo Directivo, que también integra Juan Pablo Brey.

Un día antes, la CGT confirmó su participación en la marcha que se hará desde las 17:00 frente al Edificio Libertador, y señaló "las consecuencias funestas que ocasionaron procedimientos y acciones similares en la vida nacional".

"La historia demuestra que tanto durante gobiernos elegidos por el pueblo como durante las dictaduras, en cada oportunidad en que las Fuerzas Armadas de la Nación fueron llamadas para intervenir en conflictos que afectaban la seguridad interior de la Nación, la represión fue cruenta", planteó la entidad de la calle Azopardo.

Y remarcó que "como hilo conductor de todas las represiones las víctimas, los muertos y los desaparecidos fueron siempre trabajadores".