El Gobierno nacional analiza la decisión política de darle vía libre al Ejército para que intervenga en temas de seguridad interior.

Según reveló el columnista de La Nación, Carlos Pagni, el jueves por la noche hubo una reunión en Olivos de la que participó Fulvio Pompeo, mano derecha de Marcos Peña para el área de Defensa, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich , el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco y el ministro de Defensa Oscar Aguad .

El objetivo del encuentro fue debatir la posibilidad de modificar el decreto 727 de la ex ministra de Defensa, Nilda Garré que establecía que las Fuerzas Armadas Argentinas (FAA) no pueden intervenir en temas de seguridad interior.

“Están discutiendo la posibilidad de modificar este decreto, para que las Fuerzas Armadas puedan prestar servicios de seguridad y, de esa forma, que liberen gente de seguridad para su cometido”, indicó el periodista oficialista.

No obstante, dentro de la jefatura de Gabinete no ven con buenos ojos la iniciativa y existe un sector de las Fuerzas Armadas que no quiere convertirse en policía.

En tanto, Pagni advirtió que “esta noticia de transferir personal militar para tareas de seguridad, en este contexto, luce como un Gobierno que se prepara para ser más duro”.