El Gobierno incumplió con la ley al no convocar a la paritaria nacional docente en 2017. En enero de este año Mauricio Macri y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, decidieron cambiar la legislación y eliminarla de cuajo con el decreto 52.

Desde CTERA advierten que la situación salarial en las provincias se ve agravada ante la falta de financiamiento del Poder Ejecutivo nacional. Muchas provincias les ofrecieron a los docentes el techo salarial impuesto por Nación en tres cuotas y sin cláusula gatillo. Otras incluso han ofrecido menos y no han convocado a negociaciones.

“La no convocatoria a la paritaria nacional docente es un claro desfinanciamiento del sistema educativo, aparejado de la subejecución de partidas para educación, cierre de programas socioeducativos, cierre del programa de educación sexual integral, la no entrega de libros y netbooks, la no creación de escuelas, entre otros graves ajustes en la educación”, advirtió el gremio de educadores en un comunicado.

“La situación salarial en las provincias ha hecho eclosionar los conflictos”, enfatizaron. Continúan en conflicto las provincias de Santa Fe, Chaco, Entre Ríos, Corrientes, Chubut, Neuquén, Santa Cruz, Jujuy, Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Río Negro y La Rioja.

Desde CTERA volvieron a exigirle al Gobierno nacional a que convoque a la paritaria nacional docente para volver a encauzar las discusiones salariales y laborales “que han dejado desamparadas a la mayoría de las provincias, profundizando las desigualdades salariales, haciendo eclosionar los conflictos”.

LEER MÁS: Los docentes bonaerenses reclamaron la "urgente convocatoria" a paritarias

En esta nota