Trabajadores del Expreso Lomas vienen reclamando por la falta de unidades y de la inversión de la empresa Dota para el mantenimiento y reparación de los colectivos.

Días atrás se realizó una asamblea que reunió a los choferes de las líneas 112, 165 y 243. En la misma se discutió por la situación crítica del servicio, que, según los trabajadores solo son usadas 20 y en muy mal estado.

Frente a la inacción de la empresa y también de la Secretaría de Trabajo, los trabajadores decidieron cortar Puente Pueyrredón: “No nos gusta cortar, le pedimos perdón a toda la gente laburante. Nos vemos obligados de manifestarnos, desde el 12 de marzo estamos parados por falta de unidades, 400 familias rehenes de faltas de decisiones”

Los trabajadores de la línea piden que se acredite el pago del sueldo del mes de marzo y denuncian el vaciamiento de la empresa: “Había 100 unidades trabajando ahora solo quedaron 20”. Además consideran que esta situación, que deja en la incertidumbre a 400 familias (hay rumores de cierre de la empresa) también afecta a más de 50 mil usuarios de zona sur del conurbano bonaerense.