El juez Claudio Bonadio regresó a Comodoro Py para continuar con su embestida contra Cristina Kirchner. El magistrado preferido de la Casa Rosada volvió a sus oficinas para cerrar la instrucción y dejar a la ex presidenta a un paso del juicio oral por tener en su residencia de El Calafate documentos históricos que le fueron regalados por el presidente ruso Vladimir Putin, según relató Cristina en su libro Sinceramente .

La investigación se abrió por los documentos secuestrados en los allanamientos que se hicieron en agosto pasado en las casas de Cristina Kirchner. Se trata de un prontuario del ex presidente Hipólito Yrigoyen y una carta que José de San Martín le escribió desde Francia al patriota chileno Bernardo O'Higgins en 1835.

Embed

La argumentación de la denuncia es por incumplimiento de los deberes de funcionario público por entender que la ex mandataria debió haberlos entregado al Archivo General de la Nación.

Con la instrucción cerrada, el juez mandará el expediente al fiscal Gerardo Pollicita para que eleve el expediente a juicio oral. La defensa de la hoy senadora también dará su opinión