El campo de batalla por el control de las comunicaciones se mudó al Congreso. El Grupo Clarín, tras su flamante fusión Cablevisión-Telecom, busca presionar para ofrecer cuádruple play a partir de enero.

La compañía del Grupo Clarín, según señala una nota en La Política Online, planea salir al mercado con los servicios "empaquetados" en una misma factura, o sea, televisión, celular, telefonía fija y cable con tarifa única y competitiva y así dominar el terreno de las comunicaciones.

Si bien la resolución del Ente Nacional de Comunicación (Enacom) autorizó la oferta de empaquetados desde el 1º de enero de 2019, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) pone reparos.

El dictamen de la CNDC habilita la venta "integrada" con "una única tarifa hasta el 1º de julio de 2019, o hasta tanto se habilite la posibilidad de solicitar el registro de televisión por suscripción satelital para todas las operadoras de servicios TICs".

El Grupo Clarín pide vender empaquetados cuanto antes, con el argumento de ser la única compañía con redes de fibra óptica y una inversión de 5000 millones de dólares programada para ampliarlas, demorada por los efectos de la devaluación.

Mientras tanto, Telefónica y Claro también tienen su batalla en el Congreso con el debate de la "ley corta", que busca facilitar la infraestructura de las telefónicas y los licenciatarios para ser utilizada también por "otros licenciatarios, para el despliegue de sus redes, en la medida en que ello sea técnicamente factible".

En esta nota