Este martes 19 de febrero una noticia sorprendió a todos los amantes de la cultura porteña. En la mítica librería Clásica y Moderna ubicada en Callao al 800, barrio porteño de Recoleta se llevó adelante un desalojo. Quedaron en la calle 10 personas que cumplían funciones en los dos turnos de atención al público, mañana y tarde.

¿Cuáles fueron los motivos? "Desde hace un tiempo tenemos problemas para afrontar los gastos de alquiler, sumado a esta situación, la salud de mi hermano (el dueño) hicieron que se dificulte llevar adelante el negocio” dijo Fernando Morod a El Destape.

Embed

Sumado a estos problemas acarreados desde hace tres años, el contexto actual no ayudó: “En el último tiempo no solo tuvimos una caída de ventas sino también se hizo inviable pagar los servicios cada vez más altos”. Y agregó: “A pesar de tener buena relación con el dueño los pagos ya no se podían afrontar” señaló Morod.

“Si no reunimos una suma de dinero específica, Clásica y Moderna va a dejar de existir".

Frente a la consulta de que si hubo diálogo con el Gobierno de la Ciudad para poder llegar a alguna solución “nos dijeron que podían empezar canales de ayuda pero recién en marzo y nosotros ya no llegamos”.

Por ahora el panorama no es alentador según Morod: “Si no reunimos una suma de dinero específica, Clásica y Moderna va a dejar de existir. Es lamentable porque cierra un espacio cultural de Buenos Aires no esté resguardado como debería”.

Clásica y Moderna fue creada en 1938 por Francisco Poblet, la librería "Clásica y Moderna" -ubicada desde siempre en Callao 892- marcó toda una época de Buenos Aires: la frecuentaban Lugones, Mujica Láinez, Alfredo Palacios, Alfonsina Storni.

Embed