Decenas de vecinos marcharon a Dragones a 2201, en el barrio porteño de Belgrano, para manifestarse frente a las dos piletas del Servicio Nacional de Rehabilitación que aparecieron cerradas esta semana.

Las piletas, dependientes de la Agencia Nacional de Discapacidad, servían a las personas con capacidades diferentes como rehabilitación, tratamiento de traumas y recreación.

El predio tiene dos piletas: una cubierta y otra al aire libre donde iban más de 2000 personas.

El Destape se comunicó con la Defensoría de la Ciudad de BuenosAires, que negó tener reclamos por el cierre y contó que desde la Dirección de Discapacidad informaron que las piletas volverán a abrirse. Además justificaron que el cierre provisorio fue por "un problema con proveedores".

hospitales dos.mp4

"Hoy acompañamos en el reclamo a los manifestantes que adelantaron que el sábado van a hacer una manifestación a las 11 de la mañana", afirmó Ricardo Gomez, trabajador administrativo del Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP)

Las piletas se encuentran junto al Instituto de Rehabilitación Psicofísica que está en conflicto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires luego de que la administración de Horacio Rodríguez Larreta presentara un proyecto de creación del Complejo Hospitalario Sur que planea reducir cinco hospitales en uno.

En esta nota