La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, fue escrachada en rechazo a su decisión de cerrar escuelas nocturnas, mientras visitaba el Polo Educativo de Villa 31.

Embed

La funcionaria de Horacio Rodríguez Larreta por los vecinos, quienes le cantaron: "Las escuelas no se cierran".

Acuña es la encargada de ejecutar la polémica medida para cerrar 14 escuelas nocturnas, en el marco de la avanzada del plan de ajuste macrista en la Ciudad.

En esta nota