Los gremios docentes porteños desmintieron a la ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, quien aseguró que el PRO no cerrará las escuelas nocturnas. Los sindicatos aseguraron a El Destape que la funcionaria jamás se comprometió a derogar la resolución 4055 que implica esta clausura y que, en estas condiciones, no se iniciará el ciclo lectivo 2019.

Los gremios presentes en la reunión remarcaron que la ministra intentó convencerlos de que nunca planteó el cierre de escuelas y señalaron: "Hubo un retroceso del gobierno respecto del planteo inicial porque sintió el rechazo de la sociedad".

UTE, el principal gremio docente porteño, explicó que receptó el acta surgida de la reunión y remarcó que será puesta a consideración de lxs docentes en el mes de febrero. Sin embargo, advirtieron que su principal exigencia no fue contemplada por el gobierno porteño: la derogación de la Resolución ministerial Nº 4055/18. "Queremos la derogación de la resolución porque es la demostración más clara de que no quieren cerrar las escuelas", contó a El Destape el secretario de Nivel Secundario de UTE, Marcelo Parra.

Otro de los presentes fue Jorge Adaro, secretario general de Ademys, quien aseguró a El Destape que este mediodía mantuvieron una reunión con Acuña, donde confirmó "que no van atrás con eso (en referencia a la resolución), pero dicen que no es un cierre sino un cambio de modalidad".

Según la disposición del Gobierno porteño, desde 2019 a 2022, todos los años se eliminará un ciclo y en cuatro años ya no existirá la modalidad comercial. Adaro explicó que Acuña manifestó que "no van a dar marcha atrás porque van a ofrecer otra modalidad, pero sigue siendo un problema que la resolución siga en pie" y "hay una norma legal para cerrar 14 escuelas comerciales".

Con esta resolución, el gobierno porteño acortará los períodos de escolaridad: "Si tenés una escuela comercial de cuatro años y cambiás a una con modalidad de tres, ya estás perdiendo puestos de trabajo", explicó el referente de Ademys y agregó que "es una propuesta que precariza la educación".

Ante la intransigencia del Gobierno porteño, Ademys confirmó que, en este panorama, "no hay inicio del ciclo lectivo 2019" aunque seguirán participando de las convocatorias. La próxima sería en 15 días.

LEER MÁS: Docentes van al paro en repudio al cierre de escuelas nocturnas