El ahora secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao, ya convertido en un auténtico miembro del gabinete macrista, reconoció que había prometido que a su cartera se le otorgaría el 1,5% del PBI en presupuesto pero que no será posible.

Durante una entrevista para Clarín, el único ministro que se mantuvo tras el cambio de Gobierno fue consultado sobre cuanto se destinaba del producto bruto interno a su área (que pasó de tener rango ministerial a ser una secretaría en la órbita de Educación) y el científico dio una respuesta insólita.

"No sé, cualquier número sería mentiroso, porque no lo sé. Debemos estar en más o menos 0,5% del PBI", respondió y al ser repreguntado sobre la promesa oficial de llevar la inversión en Ciencia al 1,5%, Barañao, sin pelos en la lengua, contestó: "También dijimos que íbamos a disminuir la inflación y la pobreza y no es tan fácil. Una cosa es lo que uno tiene como aspiración y otra es lo que indica la realidad".

"Yo personalmente no creía que la situación iba a ser tan difícil. Hemos fijado algunas prioridades que no suelen ser reconocidas, como mantener ingresos a la carrera de investigador", finalizó.