Un grupo de docentes y trabajadores estatales de Chubut cortaron rutas y tomaron distintos edificios a raíz de la fuerte crisis que sufre la provincia, donde el gobernador Mariano Arcioni viene implementando pago de salarios en cuotas. El reclamo se inició hace tres meses.

Esto se suma al conflicto por las negociaciones paritarias, en donde los salarios están congelados desde julio de 2017. La última oferta de la provincia para los maestros y empleados públicos fue el pago de tres sumas de mil pesos, no remunerativas –en negro– y acotadas a los que cobran menos de 30 mil pesos al mes.

Según publicó el portal Página/12 hay una toma en el Ministerio de Educación que se sostiene con guardia de 65 trabajadores en el interior del edificio. Por el atraso en el pago de los sueldos, los docentes están sin el servicio de la obra social, mientras que los alumnos no reciben el beneficio de transporte escolar gratuito.

Tras 75 días de acampe frente a la casa de gobierno, la ministra de Educación, Graciela Cigudosa, no dio respuesta. El año pasado solo hubo un aumento que correspondió al 16,6% del salario, cifra que se aleja de la inflación acumulada desde aquella época a hoy,que supera el 35%.

En esta nota