El juez federal de Lomas de Zamora, Alberto Santamarina, dispuso la detención del motorman Diego Sánchez y su ayudante Nicolás Navarro que conducían el tren que chocó la noche del domingo a una locomotora en Temperley y provocó al menos 40 heridos.

Después de que los primeras pericias determinaron que la formación salió de la estación de Temperley cuando el semáforo estaba en rojo y luego violó otra indicación que le impedía continuar.

Ayer se conocieron las imágenes pertenecientes a la cámara de la locomotora del tren 2277, que salió desde la estación Temperley e impactó a la locomotora A921 que circulaba en la zona de playa de maniobras de la estación. El video muestra cómo el conductor inicia la marcha del tren a pesar de que tenía el semáforo en rojo y, por lo tanto, no estaba autorizado a hacerlo.

Las imágenes y el audio del video permitieron certificar a los investigadores que tras pasar el segundo semáforo en rojo la torre de control le realiza seis pedidos más para que se detenga, pero el maquinista continúa acelerando hasta impactar con la locomotora que circulaba en sentido contrario.