El gobierno de Jujuy que comanda Gerardo Morales decidió cerrar los Centros de Educación Integrada para Jóvenes y Adultos (CEIJA) IDEAR y deja a más de 300 alumnos a la deriva y sin poder terminar sus estudios.

Hasta hoy, los CEIJA funcionaban en La Quiaca, San Salvador de Jujuy, Palpalá y San Pedro y ofrecían la posibilidad de terminar la escuela secundaria en tres años, abonando una cuota.

“Es un secundario acelerado para adultos y adolescentes y se formaron para dar una contención a esos chicos que no terminaron los estudios”, aseguró la diputada Liliana Fellner.

En diálogo con Diario Pulse, Fellner agregó que el gobernador Morales “arrasa con todo y cierra centros ante una problemática que hay en Jujuy que es el abandono escolar en el secundario”. “Además están cerrando los secundarios nocturnos, van contra esas oportunidades para aquellos que no pudieron completar sus estudios”, concluyó la legisladora.

En esta nota