En una insólita jugada el arquero del Liverpool Loris Karius cometió un error de principiante y Karim Benzema le dio el 1 a 0 al Real Madrid en la final de la Champions League.

Karius quiso salir en corto con un compañero, pero Benzema, que se retiraba del área, lo anticipó y tocó la pelota para festejar la apertura del marcador.

Embed

El Madrid festejaba el triunfo, pero pocos minutos después el senegalés Sadio Mané empató tras un corner.

Embed

En esta nota