La primera planta de reciclado de celulares y decodificadores de Latinoamérica cerró sus puertas. Después de dos años de crisis, BGH decidió despedir a los últimos operadores que le quedaban en su fábrica de Las Talitas, en Tucumán.

"La empresa entró en crisis en el 2015, cuando llegó a tener 375 trabajadores. En noviembre pasado comenzaron los despidos y comentaron que iban a cerrar si no había una mejoría económica. El viernes pasado confirmaron que cerraban sus puertas. Quedaron los 42 compañeros en la calle", explicó a LAGACETA.com Marcelo Sosa, secretario general de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) de Tucumán.

Luego de la crisis de 2001, la empresa dejó de fabricar aires acondicionados y hornos microondas para transformarse en una recicladora de celulares y decodificadores, principalmente de televisión satelital.

Según explico el portal provincial, en los últimos meses los tarifazos y el incremento de las importaciones ultimaron a la importante planta que llegó a ser pionera en la región.

LEER MÁS: Larreta ordena desalojar a despedidos de la Ciudad

En esta nota