La cadena cordobesa de supermercados Súper Uno S.A. cerró sus puertas y dejó en la calle 63 trabajadores. El ministerio de Trabajo provincial aseguró que no presentaron el procedimiento preventivo de crisis.

La empresa tenía cinco locales entre las localidades de Colonia Caroya y Jesús María, cuatro de ellos minoristas y uno mayorista.

LEER MÁS: Bonelli coincidió con Boudou: en marzo de 2019 podría estallar el país

Según la información difundida por el portal Infogremiales, desde la compañía justificaron el cese de actividades por problemas de rentabilidad, aunque desde el Centro de Empleados de Comercio de Conlonia Caroya rechazaron que la empresa estuviera en crisis.

La cartera provincial de Trabajo tomó cartas en el asunto y convocó a una reunión de mediación y destacó que los empresarios no pidieron el procedimiento preventivo de crisis, por lo que los despidos pueden declararse como "ineficaces".

En esta nota