El juez federal Leónidas Moldes, de la ciudad rionegrina de Bariloche, procesó a los ocho prefectos y a dos mapuches militantes involucrados en la represión en la quel murió el joven Rafael Nahuel.

Los efectivos fueron procesados sin prisión preventiva, en tanto que el juez procesó con prisión preventiva a Fausto Jones Huala y Lautaro González. Fuentes judiciales consignaron que, además, el análisis sobre las armas utilizadas en el enfrentamiento demostraron que la bala que mató a Nahuel corresponde a un arma 9 milímetros

Finalmente, se realizó un tercer análisis de los residuos encontrados en las extremidades de Jones Huala y Gonzalez y por tercera vez consecutivo dio positivo en partículas de fulminante.