Un monitoreo electoral que se realizó en septiembre en conurbano bonaerense y Ciudad de Buenos Aires relevó que la aprobación de la gestión de Cambiemos a nivel nacional está en su peor momento. La desaprobación se ubica en casi el 68 por ciento y solo el 21,5 le dio el visto bueno. La respuesta a estos guarismos se pueden encontrar en los temas que más preocupan en la actualidad. El 63 por ciento considera primordial la inflación, los salarios, las tarifas y la situación económica.

Embed

Dentro de los encuestados, solo el 10 por ciento consideró relevante las denuncias de los cuadernos del chofer del ex dos de Julio De Vido, Roberto Baratta. A su vez, el 45 por ciento consideró que la situación económica es "muy mala" y sobre las expectativas a futuro marcó que el 44 por ciento, creyó lo mismo. El 58 por ciento también dice que el gobierno está manejando "muy mal" la problemática de la inflación.

Cuando se les consultó sobre el precio del dólar, las cifras fueron aún peores: el 61 por ciento le dio la peor calificación. Lo mismo sucede con la política salarial 56 por ciento está "muy en desacuerdo". Siguiendo la misma línea, el 50 por ciento contestó que es "muy incapaz", el 43 por ciento que es "muy deshonesto", y el 52 por ciento se manifestó muy de acuerdo con la frase "Macri gobierna para los ricos".

En el análisis de los casos de corrupción, el 37 por ciento consideró que las denuncias de los cuadernos es "una operación para tapar los problemas del país" mientras que el 31 por ciento creyó que "es totalmente cierta". A su vez el 52 por ciento, en diferentes medidas, se manifestó a favor de la premisa que esta causa busca "perseguir a Cristina Fernández de Kirchner".

En lo que respecta a los aportantes truchos de Cambiemos, el 46 por ciento consideró que son "totalmente ciertas" mientras que el 21 por ciento sostuvo que son "bastante ciertas pero buscan perjudicar a Macri y a Vidal". Solo el 7 por ciento cree que son "falsas" y que buscan oscurecer la imagen del Presidente y la Gobernadora.