Con duros cuestionamientos, la diputada porteña por Cambiemos Elisa Carrió criticó a los senadores que, en el debate de anoche por el proyecto contra los tarifazos, “lloraron” por los precios de los servicios y defendió que ella no se queja a la hora de pagar lo que gasta en su consumo de aire acondicionado.

Yo lo pongo a 22 (grados) porque la grasa que me recubre necesita un contrapeso, y pago el exceso. Sino no puedo vivir. Eso que dice Fernando Iglesias, que hay que ponerlo a 28 grados… ni se les ocurra ponerse de novios con ese tipo, el calor que debe hacer ahí”, bromeó Carrió, respecto a lo que deben pagar los ciudadanos para refrescarse en verano.

Además, cuestionó que “personas que pagan $1500 y son senadores nacionales no pueden estar llorando”. “Yo conozco la casa de Pino Solanas. Está muy bien que pague lo que paga, ¿qué quiere, pagar menos con una casa de casi 200 metros cuadrados y tres pisos?”, inquirió.

"Ni se les ocurra ponerse de novios con Fernando Iglesias", dijo Carrió

En ese sentido, sostuvo que “los argentinos lloramos por todo” y afirmó que, aunque entiende “a los empleados, a los trabajadores y a los jubilados”, no comprende “a los ricos o a las clases medias altas que no quieren pagar tarifas”. “No lloren señores, esto cuesta”, sentenció.

Por otro lado, los periodistas recordaron que el programa A dos voces cumplió 25 años, a lo que Carrió contestó que ella también está “desde hace 25 años” como invitada en él. “Ha sido maravilloso, siempre tuve la voz en cualquier tiempo” incluso cuando “estaba peleada con el jefe, Magnetto. Venía a pelear al canal con Magnetto, eso es lo que más me gustaba”.

Embed

LEÉ MÁS: CARRIÓ: "LOS QUE MÁS VAN A COBRAR SON LOS JUBILADOS"