La diputada nacional Elisa Carrió protagonizó un verdadero papelón cuando le consultaron su opinión acerca del intendente de Paraná, Sergio Varisco, quien fue vinculado por testigos en una causa narco que llevó a la prisión a Daniel "Tavi" Celis.

"Hay que investigar todo Entre Rìos. A (el ex gobernador Sergio) Uribarri, a Varisco", respondió de forma escueta Carrió, quien intentó eludir el tema.

Embed

El periodista que le hizo la pregunta le consultó si el jefe comunal debería dejar su cargo hasta que se cierre la investigación.

"Ese es un problema de vergüenza de él. Yo siempre estuve con (Atilio) Benedetti y el otro rubiecito que estaba preso", afirmó Carrió, quien fue abordada para que expliqué quién y por qué estaba preso.

"Era diputado nacional y estaba con los presos, en el comité contra la tortura", se corrigió la diputada en una entrevista en Informe Digital.

En esta nota