La cofundadora de Cambiemos y diputada de la CC-ARI, Elisa Carrió, volvió de su viaje por Israel con la certeza de que la relación con el presidente Mauricio Macri parece no tener arreglo y con la seguridad de que no es consultada para ninguna decisión de Gobierno.

En La Nación, el periodista Jaime Rosemberg reveló la frase que dijo la legisladora en una reunión con referentes partidarios a quienes les contó que “no” está de acuerdo con la estrategia el Gobierno como así tampoco la alianza que se forjó con el “peronismo federal” para aprobar el Presupuesto2019.

"Estoy analizando, pero no comparto ninguna estrategia y no fui consultada para eso. Estoy corrida y al margen de todo", sentenció Carrió.

Y se quejó que "al PJ no se le entrega todo, hay que doblarles la apuesta", se quejó la diputada ante sus íntimos, y dirigió sus críticas a los negociadores: el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Más allá de las críticas y de la posición expectante de sus legisladores, Carrió deja en claro que su intención es permanecer dentro del espacio común. "Es fundadora de Cambiemos. No hará nada para que vuelvan el pasado y la corrupción", afirman a su lado, y se refieren tanto a una eventual deserción del espacio oficialista como a la posibilidad de "colaborar" con el retorno del kirchnerismo a la Casa Rosada.

"Hace rato que no hablo (con Macri), y si me quiere consultar estoy siempre, más allá de las diferencias que tenemos", dejó trascender la líder de la CC-ARI.