La diputada nacional Elisa Carrió pronosticó que se vienen "los meses más difíciles de la historia de la Nación", en referencia a la dura crisis económica producto de la devaluación y las medidas recesivas que tomó el Gobierno para intentar frenar la corrida cambiaria.

Sin embargo, y como una forma de llevar tranquilidad, aclaró que estos meses "no serán" como otros "cataclismos" que vivió el país y recordó que durante la gestión de Antonio Erman González como ministro de Economía (1991), iba a comprar "hamburguesas" y le salía "el 20% del sueldo, siendo camarista".

Embed

Carrió formuló estas declaraciones en una conferencia de prensa del interbloque Cambiemos, luego de que el peronismo no diera quórum en la comisión bicameral de seguimiento del Ministerio Público. Allí, el oficialismo pensaba designar a Carrió como presidenta de la comisión.

"Lo importante es que vamos a salir y que no se repita nunca más. Que tengamos 50 o 100 años de estabilidad económica. Para eso vamos a un cambio radical del modelo económico", agregó "Lilita".