La diputada nacional Elisa Lilita Carrió regresó al mundo de los medios luego de algunos meses de vacaciones y lo hizo con todo: tras una polémica entrevista con Mariana Fabbiani, este sábado visitará a Mirtha Legrand y ya puso una condición: que no asista uno de los invitados.

Según reveló el titular de la organización La Alameda Gustavo Vera, tan solo podrá tener su derecho a réplica el sábado por vía telefónica, dado que Carrió decidió "vetarlo" de la mesaza y tendrá que esperar al sábado próximo para sentarse allí.

Después de la polémica mesa de Mirtha Legrand del sábado pasado, donde Natacha Jaitt involucró a personalidades de la política, el deporte y el espectáculo en el escándalo de pedofilia en el ámbito deportivo, este fin de semana la diva redoblará la apuesta y contará con la presencia, vía telefónica, de Gustavo Vera, uno de los denunciados por la mediática.

Según difundió el diario La Nación, la diva se encuenta "angustiada por lo sucedido" y volvió a reunirse con su producción para programar las mesas de este fin de semana, previa reunión de Nacho Viale con Adrián Suar y Pablo Codevilla, directores de programación de Eltrece.

En esta nota