Elisa Carrió salió finalmente a reconocer que deja poca propina y tuvo que explicar por qué. La diputada lo hizo porque un mozo salió a cruzarla debido a sus dichos sobre las propinas y la clase media.

Un mozo de La Plata aseguró que hace un año y medio atendió a la diputada en un bar y le dejó $ 5 de propina.

Embed

“Hace un año y medio me ha tocado atenderla a la señora Carrió y recuerdo que no se comportó muy bien con la propina”, relató Franco, un mozo de un bar cercano al Parque San Martín de esa ciudad.

En su visita al programa "Desde el Llano", de TN, el lunes a la noche, “Lilita” habló de la crisis económica y disparó una insólita frase: “Yo sé que esa desesperanza existe, que hubo un impacto sobre los salarios. Por eso, lo primero que le quiero recomendar a la clase media y media-alta es que dé propinas y changas, aunque le cueste. Hay más de dos o tres millones de personas que viven de esas changas, y a veces, cuando nos ajustamos, lo primero que hacemos es dejar de dar propina".

Hoy Carrió contó: "Lo que dijo el mozo que le di los $5 pesos y monedas es cierto por un café y dos tostados era la única plata que tenía le mostré la billetera y le pedí perdón, cuando vuelva a La Plata (o sea 200 km) le voy a llevar más".

Lo paradójico es que entre la Capital Federal y La Plata hay solo 50 kilómetros de distancia. Sí existen 150 kilómetros entre Exaltación de la Cruz, su actual domicilio, y la capital bonaerense. Lo cual vuelve a exponer la doble vara de Lilita, ya que ella es diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

En esta nota