Para la diputada por Cambiemos Elisa Carrió no hay que legalizar el aborto porque podría ser una manera de “encubrir” los abusos por parte de adultos hacia niñas y adolescentes, al igual que el “derecho de pernada”. Así lo aseguró en una entrevista con el periodista Joaquín Morales Solá en TN.

Entre las cuestiones que le preocupan a Carrió en relación a la legalización, la principal es “cómo no encubrir a los adultos mayores que violan a una chica de 12 años y después les hacen hacer un aborto, cómo funciona esto en el norte con el derecho de pernada”.

“No vayan a creer que todo es la chica que decide, sino que en muchos sectores del norte las chicas de 13 o 14 años son entregadas al patrón”, sostuvo la diputada, al referirse a la práctica feudal por la cual la virginidad de las hijas de los peones era entregada a los terratenientes.

En este sentido, planteó: “¿Se acuerdan del presidente paraguayo (Fernando Lugo) que tuvo tantos hijos? Porque era un orgullo entregarle la virginidad de la chica al obispo. Entonces, si después puede abortar, la verdad que queda impune el delito del abusador”.

De esta manera volvió a argumentar, como ya lo había hecho en otras ocasiones, que el aborto no debe ser legalizado sólo porque, según ella, se ocultarían o legitimarían violaciones pero, sin embargo, le parece bien que esas niñas continúen con un embarazo a los 12 o 13 años y tengan los hijos de sus abusadores. Para cerrar, lanzó: “Me parece que tiene que primar la sensatez”.

Embed