La cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, presentó un recurso extraordinario para evitar ser demandada civilmente por daños y perjuicios. Busca que la Corte Suprema de Justicia le devuelva los fueros.

Es que la cuerda de la que tiró la diputada Elisa Carrió terminó de romperse luego de que fuera informada que no posee fueros en la causa civil en la que se encuentra denunciada por Héctor Daniel Marchi por daños y perjuicios, tras presentar falsa información para generarle una causa penal.

Tras enterarse de su falta de fueros, el 28 de diciembre, horas antes del comienzo de la feria judicial de enero, Elisa Carrió presentó un recurso extraordinario para que la Corte Suprema de Justicia mantenga sus fueros parlamentarios y así evite que pueda ser demandada civilmente por daños y perjuicios. El argumento que da en su escrito la diputada es su “inmunidad de opinión”.