Jorge Triaca dio este lunes vía libre a la empresa de supermercados Carrefour a que implemente un importante ajuste para sostener la crisis que se encuentra desde la asunción de Mauricio Macri.

La cartera de Trabajo acordó con los directivos de la empresa a despedir 2700 empleados, reducir salarios y cantidad de locales. Además, le otorgó un beneficio por el cual podrán pagar indemnizaciones reducidas a la mitad por cesantías.

Estos perjuicios para los trabajadores se hicieron tras el aval de la Federación de Empleados de Comercio (Faecys).

El Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), ya fue utilizado en Pepsico, cuando se generaron 455 despidos tras el cierre abrupto de una planta productora en Vicente López, informó el matutino Ámbito Financiero.

Participaron del encuentro el viceministro de Trabajo, Horacio Pitrau, junto al director de Relaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio, y la directora de Asociaciones Sindicales, Karina Palacios.