La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, aseguró que "la inflación es el peor impuesto a las familias más vulnerables" y planteó la necesidad de un diálogo con las organizaciones sociales.

Stanley sostuvo que "sin duda la inflación es el peor impuesto a las familias más vulnerables" y consideró que "décadas de pobreza estructural en la Argentina no se revierten de un día para el otro, ni hay recetas mágicas".

Luego de una semana en la que hubo varias marchas de los movimientos sociales para reclamar por la difícil situación que viven millones de argentinos, la funcionaria habló con Infobae y llamó al diálogo con los movimientos sociales, aunque planteó restricciones

"Para dialogar hay que saber escuchar de los dos lados, hablar con la verdad y saber que a veces la respuesta puede ser la que uno espera. Y eso no debería obstruir el diálogo", afirmó.

Asimismo, resaltó que "bajar la pobreza fue, es, y será, el objetivo" del Gobierno y que "Pobreza Cero, es un horizonte", pese a que todos los indicadores empeoraron desde que Mauricio Macri asumió la presidencia.