El canal Todo Noticias mostró que en la Villa Inflamable para hacer frente a la crisis, un grupo de hombres vende "carne usada y en baldes" a vecinos que no pueden comprar carne fresca. El mecanismo es recolectar las sobras de carne en los restaurantes, limpiarla y comercializarla en baldes a cincuenta pesos.

"Que ingenio que tenemos los argentinos", lanzó la conductora de TN Dominique Metzger, en una suerte de naturalización de la miseria.

Embed

"Algunos lo compran para comerlos ellos, otros se los dan a los perros", afirma uno de los vendedores en el informe. Un vecino reconoce que lo utiliza para hacer empanadas o sánguches. "Tengo cuatro chicos", afirma.