El empresario Pedro Etchebest, quien inició el escándalo Stornelli-D’Alessio, denunció al juez Julián Ercolini por mal desempeño. Lo hizo ante el Consejo de la Magistratura y a través de su abogada, Natalia Salvo. Los motivos: las maniobras de Ercolini para obstaculizar la investigación y quitarle la causa al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla.

Resulta claro que el Ercolini ha enturbiado la investigación del proceso judicial”, asegura la denuncia en la que la abogada Salvo describe las distintas maniobras de Ercolini para obstaculizar el trabajo del juez Ramos Padilla y, por ende, poner en riesgo la investigación que ya traspasó la denuncia inicial de Etchebest y amenaza con correr el velo de todo el entramado de relaciones promiscuas entre jueces, fiscales, periodistas y servicios legales e ilegales de inteligencia.

Salvo, abogada de Etchebest, pidió “la apertura del procedimiento de remoción del juez denunciado; su respectiva suspensión y en su caso, se formule la acusación correspondiente ante el Jurado de Enjuiciamiento”.

Embed

El escrito recuerda que Stornelli se tomó 5 días en denunciar a D’Alessio desde que se conoció este escándalo a raíz de la publicación de Horacio Verbitsky en El Cohete a la Luna. La denuncia de Stornelli, por magia de los sorteos de Comodoro Py, le tocó al juez Ercolini junto a la fiscal Alejandra Mangano, esposa de Juan Tomás Rodriguez Ponte que oficia de director de la oficina de escuchas que (des)controla la Corte Suprema desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.

La abogada Salvo relata como el juez Ramos Padilla le pidió a Ercolini que le enviara, de tenerlos, copia de los mensajes de Whatsapp del celular de Stornelli para confrontarlos con los que Etchebest aportó en su denuncia certificados por escribano. Pero que, en lugar de recibir esa información, Ramos Padilla se topó con un pedido de inhibitoria por parte de Ercolini. Lo más notable es que la fundamentación de Ercolini para intentar sacarle la causa fueron los pedidos del propio Stornelli y de D’Alessio, a quien el fiscal denunció. Denunciante y denunciado coordinados en esta maniobra de Forum Shopping.

Vale recordar que este pedido de Ercolini fue lo que determinó el levantamiento del secreto de sumario que había dispuesto el juez Ramos Padilla desde que inició la investigación. El mismo Ramos Padilla llamó la atención sobre esto y además sobre lo inusitado de que Ercolini pidiera la causa sin siquiera saber qué contenía ya que, valga la redundancia, hasta entonces estaba en secreto de sumario. “Me impuso tener que levantar el secreto de sumario de esta investigación, lo que generó enormes inconvenientes y riesgos para la misma”, aseguró Ramos Padilla en uno de sus escritos.

Recordemos -insistió Ramos Padilla- que el reclamo del Dr. Ercolini lo fue sin siquiera certificar estas actuaciones, que se habían iniciado hacia muy poco tiempo y que estaban bajo secreto de sumario y con un detenido a quien se le debía resolver la situación procesal, lo que torna incomprensible, como dije, el intempestivo y aventurado reclamo que de este modo formuló”. Intempestivo y aventurero, así calificó Ramos Padilla a Ercolini. Se quedó corto.

A todo esto se suma algo que plantea la abogada Salvo, y es que para pedir una inhibición, Ercolini tendria que haber acompañado documentación que fundamentara que le tocaba intervenir a él. “Nada de lo cuál ha sido acompañado por Ercolini”, aseguró Salvo. Vale agregar que Ercolini hizo el pedido en forma urgente.

El escrito ante el Consejo de la Magistratura también señaló“un manifiesto ejercicio irregular de las atribuciones que le asisten al magistrado Ercolini oscureciendo la imparcialidad que ha de preservar su investidura” y que “la irregularidad en la que ha incurrido el magistrado, denota, asimismo, el desprecio de este por el resguardo del estado de derecho