Un detenido que cumple condena en la Unidad Penitenciaria Nº 28 de la localidad bonaerense de Magdalena contrajo hantavirus y fue trasladado hasta el Hospital San Juan de Dios de La Plata, donde tuvo "leves mejorías". El caso de Rubén Gómez, de 40 años, alarmó a las autoridades penitenciarias que reforzaron la fumigación.

Desde la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) expresaron su preocupación por el episodio y señalaron en un comunicado que "las personas detenidas llegan a armar barricadas con sus frazadas para que las ratas no entren en las celdas". A través de un escrito, el organismo señaló que desde hace semanas advirtió que debían tomarse medidas para evitar el contagio de hantavirus ante la presencia de ratas en las cárceles bonaerenses.

El interno se encuentra en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica y responde favorablemente al tratamiento, según confirmó el director de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires, Iván Insúa.

Se desconoce las circunstancias en las que el recluso contrajo la enfermedad, ni las condiciones en las que se encontraba en el penal. Desde el SPB negaron que existan "pabellones aislados o en cuarentena" y afirmaron que se implementando un plan de fumigación y desratización que "no existía anteriormente".

Además, señalaron que se adquirió insumos necesarios para esas tareas de higiene y que este viernes se llevó a cabo una reunión con el personal de la unidad de Magdalena para informarles de la situación y reforzar su capacitación en este sentido.

Con este caso ya son nueve las personas infectadas en la provincia de Buenos Aires. Se trata de contagios diferentes a los detectados en Epuyén, ya que los contagios en el territorio bonaerense son de "ratón a humano" y no de forma "interpersonal" como ocurrió en el sur del país.